Blog

Migrar a la nube ¿Cómo calcular el costo?

Las empresas deben realizar un análisis del costo-beneficio de migrar a la nube, como cuando evalúan cualquier otro tipo de decisión empresarial.

¿Será mi empresa más flexible y dinámica con una solución en la nube? ¿Estará más preparada ante desastres naturales o de otro tipo como virus? ¿Los datos estarán más seguros y accesibles? Son algunas de las preguntas que usted deberá hacerse si desea migrar a cualquier modalidad de nómina en la nube. Las respuestas a estas cuestiones le aportarán una idea de costo-beneficio en la posible transición hacia la nube.
Otro elemento muy importante que deberá tener en cuenta para migrar a la nube, es calcular el costo y este no solo se evalúa en función del valor económico, sino también por la operativa del nuevo sistema. Lo primero que usted deberá hacer, es calcular el costo de las infraestructuras actuales, si su empresa cuenta con servidores, validar cuánto le cuesta todos los componentes y soluciones on-premise de los que dispone, así como los servicios de electricidad, mantenimiento, seguridad en los que incurre.
También deberá calcular los percances que se le ha presentado a través del tiempo; sumar el costo de los mismos durante la crisis y el proceso de poner nuevamente en marcha el sistema.
Otra variable importante, es calcular los costos directos e indirectos. Ejemplo; costos directos como las facturas de las licencias, computadores, software, e indirectos como el número de horas en los que un colaborador puede llegar a disminuir su productividad por casos como virus en los sistemas, que impide su ejecución del trabajo. La suma de estos costos, le dará lo que le vale la infraestructura actual y le ayudará a identifica si migrar a la nube es la mejor opción.
Ahora ¿Qué tan fácil es migrar a cualquier modalidad en nómina y mantener la inversión inicial?
Según los especialistas, esto depende en gran medida del tipo de proveedor que proporcione el software de nómina.
Por eso es muy importante validar que el fabricante o implantador de la solución, tenga aliados estratégicos para infraestructura, donde los clientes puedan migrar de una modalidad a otra sin problema. Como por ejemplo, de un modelo on premise a uno de cloud o de tercerización (outsourcing) o viceversa. Esto garantizará el traslado completo de los datos y que la operación de la solución de cara a los grupos de usuarios se mantenga sin cambios.
Fíjese muy bien, que en el momento de tomar la decisión de migrar a la nube, cuente también con el servicio de soporte técnico adecuado, que le permita obtener mejoras funcionales y mayores controles a sus procesos.

Juan Chaparro

Gerente Regional
SQL Software

¿Quiere descargar este artículo para su colección?


Deje sus datos y descárguelo ahora

Nombre

Correo Electrónico

Cargo corporativo

Nombre de la empresa


0
  Post Relacionados

Añadir un comentario


dos × 1 =